<![CDATA[El Rincón Del Cine - Eran otros años]]>Sun, 20 Dec 2015 14:41:40 -0800Weebly<![CDATA[12 hombres sin piedad]]>Sat, 24 Mar 2012 15:46:14 GMThttp://elrincondelcine.weebly.com/eran-otros-antildeos/12-hombres-sin-piedad Ayer vi esta excelente ópera prima de Lumet que llevó la obra teatral a los estudios de filmación dejándonos boquiabiertos, porque toda persona que haya visto esta magnífica película no queda indiferente, es imposible. 

 Tras escuchar todos los testimonios y valorar las pruebas presentadas, un jurado popular compuesto por doce hombres tiene que decidir, por unanimidad, si absuelve o condena a muerte a un joven acusado de haber matado a su padre. Al principio, once están completamente convencidos de su culpabilidad y se inclinan por la condena, pero el que discrepa empieza a plantear dudas razonables... Quizás el abogado del chico fuera un inútil...
 Para los que no conocían este clásico ahora ya saben de qué va, ahora les comento poco a poco lo que me pareció y el modo en que Lumet consiguió sacarle partido a esta historia tan fascinante.

 Preparó la película detalle por detalle, cuidando cada ingrediente que fuera necesario para que tuviera éxito. Para eso, lo primero que fijó fue el ambiente, un lugar claustrofóbico. Toda la película transcurre en la sala de deliberación (exceptuando el prólogo y el epílogo), para darle mas valor añadido a la película, es el día más caluroso del año, todos están sofocados y no aguantan en la sala. Poco a poco, a medida que el personaje de Henry Fonda, un arquitecto compasivo, reflexivo, recto, va planteando dudas, dudas de lo más razonables, los 11 que estaban a favor de la condena se van cambiando de lado y a la vez se conocen las personalidades de cada uno de los componentes del jurado que, sin saber apartar los asuntos personales( y prejuicios) de lo que es la sentencia, lo que en un principio era una condena a muerte segura, esa idea se va desvaneciendo ya que empiezan a abrir sus mentes ante las evidentes dudas expuestas y que no fueron tocadas por el abogado del pobre chico.

 El elenco es de lo mejorcito, un Henry Fonda más que destacable, con un Lee J. Cobb que no quiere entrar en razón, es uno de los personajes más curiosos de la película. Un Jack Warden que elige la solución más rápida por un partido de béisbol acompañado a lo largo de la película de comentarios graciosos que en especial a Fonda, ni pizca de gracia le hicieron. Un E.G.Marshall impenetrable, uno de los últimos en caer, pero que con el toque final, con la culminación del detalle de las gafas, buenísimo. También está Robert Webber, un personaje bastante raro que se dedica a hacer publicidad, fuera y dentro de la sala...

 En definitiva es una película que se puede ver una y otra vez y notar como cada visionado mejora cada vez más. Una película para recordar que te queda marcada en la cabeza y que quizás sea una de las primeras que a partir de ahora recomendaré a la gente.

 A veces, un jurado popular, puede llegar a ser un peligro para la sociedad, sin un Henry Fonda en cada juicio, esto sería un desastre, a ver si encontramos en España alguno para los casos más injustos de la actualidad...

 Artículo publicado por Rois_4
]]>
<![CDATA[Tiempos Modernos (1936)]]>Mon, 12 Mar 2012 20:36:39 GMThttp://elrincondelcine.weebly.com/eran-otros-antildeos/tiempos-modernos-1936
No puedo decir el año que corría porque no lo recuerdo, pero sí recuerdo, muchos años atrás, siendo yo un niño, cuando me topé con este personaje. Mi primer contacto con Charles Spencer Chaplin no fue en una película, fue en una heladería que llevaba su propio nombre. En su pared central colgaba una gran imagen suya con esa indumentaria tan característica, cedida por el malogrado Fatty Arbuckle. Me quedé pasmado observándolo. Si la intención de Chaplin, vistiéndose así y plasmando en su cara cierta expresión entre cómica y apesadumbrada,  era captar la admiración del público, en mí lo había conseguido. Sin saberlo aquél fue mi primer acercamiento al cine. Desde entonces visioné varios gags de sus películas como la escena de los panecillos o cuando se come su zapato en La Quimera del Oro. Con un movimiento de hombros y un gesto de su mano, Chaplin era capaz de expresar mucho más de lo que cualquier intérprete podría decir con la boca. Todo esto hacía crecer mi interés por el gran cómico, hasta que llegó a mi la película Tiempos Modernos.

Un rebaño de ovejas cruza la gran pantalla. La escena se funde a un grupo de obreros que entra a riadas en una fábrica. Uno de ellos es Chaplin. El pequeño vagabundo de antaño trabaja ahora en una cadena de montaje. Lo usan como conejillo de Indias para las pruebas de una máquina alimentadora, un práctico dispositivo que alimenta automáticamente a los hombres mientras trabajan. Tras un hilarante desacuerdo con la máquina, sufre una crisis nerviosa a causa de la tensión, se vuelve loco y lo envían a un manicomio. Cuando sale, es arrestado y encarcelado por comunista. Cuando lo liberan, la vida le parece tan dura que intenta en vano que lo vuelvan a arrestar. Conoce a una huérfana que huye de la justicia, encarnada por Paulette Gorddard, papel que la hizo famosa.

Con Paulette Goddard, su compañera sentimental en aquella época, Chaplin colocó junto a su héroe a una figura casi igual a él, una especie de vagabunda femenina. La película saca su postura optimista al final de esa vida en común. Así, Chaplin incluso acaba rompiendo su mutismo por la chica. Empujado por ella, actúa en un salón de baile. Y como no consigue memorizar el texto se inventa una canción sin sentido, cuyo significado sólo se descubre gracias a la gesticulación. Con esa canción llegaba a un acuerdo con el cine sonoro y acababa la época de su vagabundo.

Esta película se consagra a criticar un nuevo conflicto: el capital y el trabajo están en tajante oposición, y el hombre no puede ignorar a los pobres, los desheredados, marchan hacia una meta precisa y tienen reivindicaciones concretas. En la parodia de la cadena de montaje, espantosa máquina anuladora de la voluntad individual; en el símbolo del dirigente, lejano y omnipresente en la fábrica gracias a un circuito de televisión, y en las escenas de las masas obreras en fermentación, Chaplin reconoce la nueva realidad. Aunque viva un modesto sueño personal de amor junto a su novia, el contexto visual y los bailes destructores del vagabundo tienen un robusto significado de revuelta contra el alud de egoísmo individual y organizado. Estas críticas hicieron que lo consideraran comunista y lo obligaran abandonar el país. Sin embrago, en 1999, Tiempos Modernos fue la cuarta película en una lista de cuarenta y cinco que el Vaticano consideró adecuadas para sus fieles.

Artículo publicado por Orang_Clockwork.
]]>
<![CDATA[Interiores (1978)]]>Sat, 10 Mar 2012 18:19:39 GMThttp://elrincondelcine.weebly.com/eran-otros-antildeos/interiores-1978
Puntualización: el texto contiene ligeros aspectos sobre la trama, pero ningún spoiler importante.

Pensaba que ya había disfrutado de lo mejor del genio neoyorkino (he visto la práctica totalidad de su filmografía), pero estaba muy equivocado. Interiores me ha dado una sonora bofetada. Allen realiza un filme soberbio, lleno de crudeza, pesimismo y realismo.
Estoy dispuesto a afirmar que Interiores es una de las cintas más serias del realizador, y una de las más alejadas de su estilo narrativo, aunque el sello Allen sigue muy presente. Larguísimos planos que ahondan en los sentimientos ocultos de los personajes, uso de un entorno apagado y opresivo, en consonancia con las emociones que inundan a los protagonistas. Y los diálogos dibujan a la perfección las motivaciones y miedos de una familia disfuncional que se ve desbordada por el individualismo y la hipocresía.
La cinta está llena de simbolismos que enfatizan las sensaciones que transmiten los personajes. Destacaría principalmente dos. En primer lugar, el uso de las ventanas (presentes a lo largo de toda la película) como metáfora del encarcelamiento y alienación que sufren los protagonistas. En muchas ocasiones vemos a alguna de las 3 hermanas mirando a través de la ventana, como si quisieran buscar una realidad que se encuentra difuminada y alejada de ellas. Además, ni una sola de las ventanas que vemos en el filme son amplias cristaleras que acerquen el exterior hacia los protagonistas, sino que están seccionadas de forma que parecen barrotes que enclaustran a los personajes no sólo en el interior de sus casas, sino en sí mismos (la cama del personaje de Diane Keaton posee un cabecero altísimo, que vuelve a simbolizar los barrotes de una cárcel).
Por otra parte, el vestuario define a la perfección el estado emocional de cada uno de ellos. La inmensa mayoría lleva una vestimenta apagada, de colores neutros y oscuros que acentúan su estado anímico. Sin embargo, hay un personaje que sirve como contrapunto al resto, y ese personaje es Pearl. Sus trajes suelen ser de un tono rojizo que simbolizan la pasión y energía de esta mujer, marcando aún más la oposición entre la familia y la citada mujer.
Sin duda alguna, Allen consigue sacar los defectos e imperfecciones del ser humano como pocos, y lo hace de una forma enormemente natural. En ningún momento he sentido que el comportamiento de los personajes sea forzado. Además, la historia se beneficia del estilo pausado de Allen tras la cámara y el uso de esos planos fijos que tanto caracterizan al director.
Obviamente, la película no tendría un acabado tan sobresaliente sin el fantástico trabajo de los actores, que alzan la cinta de forma brillante con unas interpretaciones excelentes.
En definitiva, Interiores es una de las cintas más equilibradas y sobrias de Woody Allen, y en general un ejercicio cinematográfico a la altura de este genio.

Artículo publicado por Nowseed
]]>
<![CDATA[Casino(1995)]]>Wed, 22 Feb 2012 10:21:04 GMThttp://elrincondelcine.weebly.com/eran-otros-antildeos/primer-mensaje Inauguramos esta sección con una película del gran Scorsese, para mí uno de los genios del cine y considerado uno de los directores más influyentes de su generación y de la historia del cine en general.
 Recientemente vi una de sus grandes obras; Casino:
 Esta película de Scorsese cuenta con grandes intérpretes del cine como Joe Pesci, De Niro y Sharon Stone, a la cual su interpretación en esta película le valió un Globo de Oro y el optar a un Oscar como Mejor Actriz(1995), el cual se llevó Susan Sarandon por su interpretación en Pena de muerte.
 
 
 Casinonarra la historia de un judío corredor de apuestas que no pierde desde que hizo su primera apuesta a los quince años, ese judío es Sam Rothstein (De Niro). A este hombre lo escogen para dirigir un casino en Las Vegas, el Tangiers, en el que unos mafiosos se gastaron un pastón y quieren sacarle rendimient. Para ganar tanto dinero como desean necesitan a Rothstein, quien pone un par de pegas pero acepta la oferta. Sam se enamora de Ginger una bellísima cazafortunas y con la que decide empezar una relación e ir sobre seguro, no le gusta perder, más bien, no pierde nunca por lo que tiene que asegurarse su relación con Ginger mediante joyas y dinero. Mientras, los Viejos que han colocado en el casino a Sam aseguran su ''caja registradora'' (es así como le llaman a Sam) con la protección de un gánster (Joe Pesci) que al ver las posibilidades que le brinda Las Vegas se descontrola y empieza actuar por su cuenta poniendo en peligro a toda la bien organizada corrupción dirigida por Sam, el cual tiene problemas con su mujer, Ginger y no facilita las cosas.

  Esto fue una breve sinopsis, bueno la verdad es que de breve tiene poco pero era necesaria, no se podía decir menos, ahora os voy a decir lo que a mí me pareció:

  Scorsese hizo un gran trabajo, pero desde el primer momento a mí ya me enganchó, sólo necesitó ponerme a De Niro con una chaqueta rosa, pantalón blanco y su melodiosa voz en OFF diciendo: ''Tienes que darle la llave de todo lo que posees, sino, ¿de qué sirve tu amor? Durante un tiempo, yo creí vivir un amor de esa clase'' . Y BUM, explota el coche al que se sube De Niro. Impresionante, pero más lo es la forma de contar cómo funciona un casino corrupto manipulado por gente de la calle... 
 Spoiler: Y ves a esos ''viejos'' en el juicio desvalidos en silla de ruedas, con bombonas de oxígeno, pobrecillos. Cómo decía su abogado... ''Señoría como puede ver mis clientes son unos ancianos enfermos, la encarcelación supondría un serio riesgo para su salud''. Es de chiste esa escena. Y el final, cuando cuenta cómo acabó Las Vegas después de que ellos cayeran, increíble.
  Algo que me encanta de la película son las voces en OFF de Pesci y De Niro, de lo mejor junto con la música que para mí es perfecta para la película. Y bueno, Scorsese es uno de los mejores directores que trata el cine negro, no se puede decir más que vosotros no sepáis ya. 

  Artículo publicado por Rois_4

                                                             -Nadie está siempre en la cima-
 
]]>